INTOLERANCIA CULTURAL

Foro de debate sobre temas de intolerancia/discriminación trabajados por alumnos de secundaria


    INTRODUCCION

    Comparte
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    INTRODUCCION

    Mensaje  Víctor el Jue Mar 05, 2015 10:18 am

    Estamos empezando con una nueva (al menos para el docente...) técnica de trabajo aúlico, técnica que implica mucho más compromiso personal por parte de todos los actores y donde podremos ir construyendo el conocimiento junto con nuestros compañeros; investigando, comprendiendo y cuestionando, en caso de ser pertinente, los discursos ya existentes.
    Esto significa que debemos aprender (seguramente ya las conocemos y las tenemos, pero es bueno recordar lo que sabemos para poder aplicarlo sin temor a estar equivocados en su implementación) a escuchar a todos, todos tienen una voz que tendrá cosas para decirnos; después, si fuere necesario, corregiremos y hasta podremos llegar a desechar dichos, pero después. Ahora estamos inmersos en un proceso en el que todos nos necesitamos (sí, tanto a los demás como a cada uno de nosotros mismos, porque muchas más veces de las que creemos ni siquiera nos escuchamos a nosotros mismos, en fin...) escuchar atentamente para poder discernir sobre lo que nos será correcto e incorrecto.
    O sobre lo que nos será absolutamente indiferente.
    Por este motivo se acepta todo soporte, humano, gráfico o tecnológico, que nos permita acceder a la información que deberemos encontrar y ayudar a construir; pero no se permitirá, bajo ningún concepto o excusa, el uso de auriculares en clase, ni de cualquier otro elemento que pudiere interferir en nuestro trabajo.
    Nadie sabe todo, eso es un hecho indiscutible.
    Pero también lo es que, entre todos, podemos saberlo todo, porque todos sabemos algo.
    Lo importante (y, créanme, en este proceso esto, más que importante nos será ABSOLUTAMENTE imprescindible) es aprovechar los saberes de quienes están conmigo y brindar, generosamente, los míos propios a los demás.
    Si todos hiciésemos esto habría un sinfín de problemas menos en el mundo.
    Pero muchos sólo piensan en sí mismos y en sus temores (“que fulano no sepa más que yo en esto porque sino se quedará con mi trabajo...” y cosas por el estilo. O del estilo “este pibe no puede enseñarme nada porque es mucho menor que yo...”)
    Aceptemos el desafío (y la invitación) de olvidarnos de nuestras mezquindades y busquemos este conocimiento juntos, no para “que me guste la materia” sino para encontrar aquellos tres o cuatro detallitos que tendrá para mi utilidad y que hoy puedo tener ocultos en algún rincón de las cosas que ya olvidé.
    También nos estaremos olvidando de competir, nadie será mejor o peor alumno que los demás (sí puedo ser mal, no peor, compañero si no me comprometo con el grupo, si no “traspiro la camiseta por el equipo” y me llego a creer el mejor en todo lo referente a la asignatura...) porque todos, también el docente, estamos aprendiendo juntos; aunque sea a compartir nuestros saberes de esta forma (¿)distinta(?) (ojalá que no...) a la que venía practicando hasta hoy.
    Tengamos en cuenta algo importante, el grupo tendrá sus tiempos (que no siempre coinciden con los tiempos del sistema educativo) y, mientras estemos trabajando, estos tiempos serán respetados incondicionalmente pero habrá una serie de conocimientos mínimos que el docente solicitará para aprobar la materia.
    Pero hasta esta “lista” de conocimientos mínimos se ajustará (incondicionalmente) a los tiempos del grupo y de cada alumno.
    Esto es aclarado para tranquilizarlos, si estamos produciendo en serio, produciremos todo lo más que podamos pero, para que además sea lo mejor que podamos producir, respetaremos los diversos modos de acceder al conocimiento (por eso también es muy importante ser generosos con nuestros compañeros porque esto nos redituará en el beneficio de hacernos más simples, a nosotros mismos, los aprendizajes del año)
    No tenemos, tampoco, que estar todos de acuerdo en todo (¿recuerdan que íbamos a cuestionar lo que nos dicen los autores, si considerábamos que era pertinente hacerlo?) pero sí debemos saber con qué estamos en desacuerdo y por qué, con cuáles fundamentos, para evitar caer en la necedad de sólo estar en desacuerdo para que parezca que soy capaz de pensar diferente.
    Pero, diferente ¿en qué? ¿a qué? (“a lo que dijo él”, “sí, pero ¿a todo o sólo a una parte, y a qué parte? Y, lo más importante, ¿qué proponés a cambio?”)
    No se pueden imaginar la cantidad de estupideces que hacemos los adultos (y algunos no tan adultos) por ponernos, neciamente, en esa postura.
    Nosotros trataremos, lo mejor posible, de no caer en esa trampa. Porque, entre otras cosas y muy importante además, porque así no se aprende nada, ni nuevo ni viejo, porque estoy negándome a la posibilidad de aprender (lo que, sinceramente, es muy difícil de lograr...)
    Recordemos que una de las calificaciones de cada trimestre refiere directamente al trabajo que desarrollamos en clase con los grupos y ese trabajo, además, es la medida única que se tomará en cuenta para definir cuáles son los conocimientos mínimos que requiero para acreditar.
    O sea, todo es en base al trabajo que hacemos en el aula por lo que sugiero que, dejemos de conversar (de todos modos, cualquier duda, a preguntar sin temor) de otras cosas y pongámonos a trabajar en grupos en pos de aprender, aunque más no sea, esas tres o cuatro cositas insignificantes que tiene la asignatura guardadas para mí.

    "Para sorpresa de los chicos, que estaban escuchando con interés, el señor Keating saltó de repente sobre su mesa.
    -¿Por qué me he subido aquí arriba?
    -¿Para sentirse más alto? -dijo Charlie.
    -No, mi joven amigo, no ha acertado usted. Me he subido sobre la mesa para recordarme a mí mismo que tenemos que modificar constantemente la perspectiva desde la que miramos el mundo. Porque el mundo es diferente visto desde aquí. ¿No me creen? Pues levántense y vengan a comprobarlo. Vamos, todos ustedes... Por turno.
    Keating bajó de su atalaya. Todos los alumnos, a excepción de Todd, se apelotonaron en la tarima y fueron subiendo cada uno a su vez, a veces dos o tres juntos, sobre la mesa del profesor.
    -Si tienen ustedes alguna certeza -prosiguió Keating mientras algunos volvían ya a su lugar -, entonces oblíguense a considerar la cuestión desde una perspectiva diferente, incluso aunque eso les parezca idiota o absurdo. Cuando lean, no se limiten a lo que dice el autor, traten de analizar lo que ustedes experimentan. Tienen que hacer el esfuerzo de encontrar otros caminos, señores, y cuanto más tarden en hacerlo menos posibilidades tendrán de alcanzar sus objetivos. Citando a Thoreau: "La mayoría de los hombres lleva una vida de tranquila desesperanza". ¿Por qué resignarse a ello? Partan en busca de nuevas tierras"
    (de La sociedad de los poetas muertos, una película que me gusta mucho...)
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    Re: INTRODUCCION

    Mensaje  Víctor el Miér Mar 11, 2015 11:28 pm

    Nosotros hablaremos de Trabajo. Y de la Vida...
    Y de la inserción en la Vida del Trabajo...
    Y en lo Trabajoso que puede resultar Vivir...
    Pero comencemos por lo más sencillo.
    ¿Quiénes trabajan?
    Las personas.
    ¿Todas las personas trabajan?
    Probablemente para poder responder a esta pregunta lo más correctamente que nos sea posible tendríamos que ponernos absolutamente de acuerdo en qué vamos a entender por trabajo y qué vamos a entender por persona.
    Arriesguemos (o, si queremos hacerlo más sencillo y menos emocionante, busquémos las) definiciones.
    Si vamos a aceptar (¿lo haremos? ¿estamos todos de acuerdo en hacerlo? ¿realmente?) que trabajo es toda actividad, física e intelectual, (y sí, si es TODA es TODA) realizada por un ser humano, entonces no todas las personas trabajan porque hay personas que no son seres humanos (¿de verdad? Corroboremos antes de continuar para no cometer el error de partir de... un error)
    También tenemos personas a las que no podemos ver a simple vista pero que son sujetos de derecho, por lo que debemos respetárselos.
    Para poder respetarlos antes tendríamos que saber cuáles son esas personas que no vemos a simple vista y cuáles son sus derechos.
    ¿Por qué sólo tienen derechos y no tienen obligaciones o deberes?
    Justamente por su condición, que es lo que no nos permite conocerlos todavía.
    Debemos buscar de qué personas estamos hablando e intentar comprender el verdadero alcance de algunos de sus derechos ya que todos nosotros (sí, si ustedes pudieron llegar a leer hasta aquí; ustedes, también...) hemos pasado por esa instancia y tuvo que existir alguien que velara por nuestros derechos.
    Y, para hacerlo correctamente, debía conocerlos bien.
    Necesariamente.
    ¿Cómo puede alguien velar por los derechos de una persona a la que no conoce?
    ¿Y que, además, no tiene ni noción de tener esos derechos. Ni de lo que es un derecho?
    ¿Todas las personas son sujetos de derecho?
    Sí. Y, en general, también de deberes (u obligaciones) porque, en realidad, casi no existe uno sin el otro.
    Por ejemplo, y ya que tenemos que hablar del trabajo, el trabajo es un derecho (¿o sea que debemos respetarlo? Sí, sin dudas ¿cómo? Ya veremos a lo largo del año cómo responder a esa cuestión y veremos, ya que estamos mirando, si se lo respeta correctamente) y, también, es una obligación que debo cumplir.
    Porque puede que no tenga deseos de ir a trabajar en algún momento pero, si no voy, seguramente eso disminuirá, en algún sentido, aquellas cosas que deseo obtener como fruto de ese trabajo.
    E, incluso, puedo llegar a perder mi trabajo por negligencia de mi parte.
    Por eso deberíamos regresar a nuestro trabajo y averiguar cuáles son los diferentes tipos de personas.
    Y, probablemente, a partir de esto debamos revisar ese ensayo de definición de trabajo que quisimos plantear.
    A trabajar.
    Una vez que tengamos claros los diferentes tipos de personas que existen (¿Por qué es posible tener personas que no respiran, ni caminan, ni deben alimentarse pero pueden “fallecer”? ¿Qué significa el término “persona” y de dónde proviene? No nos quedemos con las dudas, busquemos y respondamos. Hagamos nuestro trabajo a conciencia...) veamos qué derechos, que puedan tener relación con nuestra materia, les son inherentes (y recordemos buscar en el diccionario aquellas palabras que nos sean desconocidas)
    ¿Se respetan? ¿A conciencia?
    ¿Podemos mejorar ese cumplimiento? ¿Por qué?
    Si podemos, ¿de qué manera?
    Si no podemos, ¿por qué elegimos no poder?
    Nuestros derechos (estos mismos de los que estamos debatiendo), ¿son respetados?
    ¿Nosotros los respetamos? ¿Sabemos cómo hacerlo?
    Creo que algunas de las respuestas a estas sencillas preguntas pueden sorprendernos, sobre todo si llegan a mostrarnos que somos incapaces de escuchar nuestras propias necesidades.
    Porque, muchas veces por ejemplo, escucho que hay personas pidiendo que se acabe la violencia de género, o en el deporte, o en tal o cuál situación.
    ¿No sería más simple dejar de ser violentos y punto?
    Ni siquiera pedir que se deje de ser violentos, hacer el esfuerzo por dejar de serlo.
    Aprender a respetar las diferentes voces o puntos de vista.
    No compartir con aquellos que no deseo hacerlo pero tampoco por eso partirlos a la mitad.
    Probablemente se acabarían todas esas violencias que se anda por ahí “pidiendo” que se terminen (y que, muchas veces también, parece que uno lo pide para que los demás dejen de ser violentos, pero no me lo pidan a mí. Parecería...)
    Esto también es parte de la vida (y debería serlo del trabajo)
    Y puede que nos cueste trabajo (parece que nos es muy difícil respetar)
    Y mi aporte solo no puede cambiar al mundo ni la realidad.
    Y montones de excusas más...
    Seamos capaces de comprendernos entre nosotros y a nosotros mismos y, junto a haber comprendido el significado completo de persona y de trabajo, podemos darnos por satisfechos por esta clase Very Happy Very Happy Very Happy
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    ¿Todas las personas trabajan?

    Mensaje  Víctor el Miér Abr 08, 2015 7:29 pm

    Bueno, ya debemos haber accedido a todos los elementos que nos permitirán responder a la pregunta central del texto anterior: ¿Todas las personas trabajan?
    Ahora debemos analizar (para después debatir...) nuestra respuesta a la luz de lo que afirman los expertos en el tema.
    Porque, por ejemplo, si alguno se planteó que todo el proceso que realiza el niño para analizar y comprender el entorno que lo rodea no alcanza para considerar que el niño trabaja, habrá que ver qué sostienen los autores respecto del Trabajo infantil y cuáles son sus características y restricciones.
    Si pensamos, asimismo, que sólo es trabajo aquél que es remunerado, vamos en busca de la explicación de lo que se conoce como Trabajo mudo.
    E incluso recomiendo cruzar estos dos conceptos para ver si no existe trabajo mudo infantil y ver qué medidas toma la ley al respecto.
    (Y ya que estamos en aconsejarnos, sugiero ejemplificar todos los conceptos a fin de que nos ayude a comprenderlos y nos dé argumentos para el debate)
    ¿Qué medidas toma la ley con respecto al trabajo infantil rentado?
    También puede haber quiénes sostuvieran que sólo trabaja aquella persona que realiza un Trabajo digno.
    ¿Será lo mismo el trabajo digno que el trabajo decente? Expliquen y ejemplifiquen su respuesta.
    Si fueran lo mismo, ¿Por qué llamarlos de manera diferente? ¿Qué características justifican esta distinción?
    ¿Alguien realiza algún trabajo indigno (atención que no debe ser lo mismo que trabajo ilegal o que trabajar en algo ilegal..)?
    Además no estaría de más ver las características del Trabajo formal y del Trabajo informal
    El trabajo formal, ¿es lo mismo que trabajo decente?
    ¿Y el informal?
    Justifiquen.
    Volviendo al tema del trabajo ilegal (o en “empresa ilícita”), si pensamos que trabajo digno es aquél que me permite vivir dignamente con el fruto de mi trabajo habrá que abrir el debate acerca del verdadero alcance que tiene (o que debería tener...) el concepto de trabajo digno (aunque nadie, fuera de los que lo practican, consideraría las actividades delictivas como trabajo)
    ¿Existen personas cuya única opción para mantener a su familia es cometer delitos o actos penados por la ley? Seguramente que sí, aunque eso no nos sirva como disculpa.
    Analicemos cuáles son los causales que impulsan a alguien a tener que vivir esta realidad, no para justificarlos (habíamos dicho que eso no nos alcanza como disculpa) sino para ver si, dentro de nuestras posibilidades de análisis, pensamos en los modos o políticas que deberían ser implementadas para evitar semejante realidad.
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    ¿No estaremos confundiendo conceptos?

    Mensaje  Víctor el Miér Mayo 13, 2015 2:43 pm

    Eso. ¿No estaremos confundiendo conceptos?
    Para saber si lo estamos haciendo o no deberíamos, primero, saber cuáles son los posibles conceptos que podríamos estar confundiendo
    Perfecto, me parece justa la observación...
    Cuando hablábamos de trabajo en las clases anteriores, ¿A qué nos referíamos exactamente?
    ¿Hablábamos de Trabajo o de Empleo?
    ¿Son lo mismo? ¿Uno incluye al otro?
    ¿Todos los empleos son trabajos?
    Todos los trabajos, ¿Son empleos?
    El empleo, ¿Es aquello en lo que emplea su tiempo el empleado?
    Y en lo que ocupa su tiempo el empleador, ¿Se llama “ocupación”?
    ¿Por qué? ¿En qué radican las diferencias?
    Probablemente (PROBABLEMENTE, eso significa que tampoco es una certeza…) cuando hayamos definido “Trabajo” nos hayamos estado refiriendo a “Empleo”
    Pero, por otro lado, cuando pensamos en el vocablo “empleo” casi siempre lo circunscribimos a la labor de los empleados, no de los empresarios.
    Como si el empleo fuera una especie de trabajo subvalorado.
    Pero tampoco es que los empresarios reciban una “remuneración o salario” por su desempeño.
    Lo que reciben, más bien, lleva el nombre de “utilidad o ganancia” (como la del impuesto. EXACTAMENTE como la del impuesto. Ya regresaremos sobre este concepto…)
    Incluso, cuando ellos ofrecen su trabajo, suelen ser ellos quienes ponen el precio de venta del mismo.
    ¿Y los artistas? Hay artistas que son empleados. E inclusive los hay empleados públicos (¿Sabemos lo que es un empleado público? Porque vemos empleados públicos todos los días pero no sé si somos capaces de reconocerlos cuando los vemos)
    Y también hay profesionales que entran en la misma categoría, es decir que no todos los profesionales (de la profesión que fuere) trabajan por cuenta propia
    Asimismo los hay que tienen, a su vez, empleados a su cargo (o sea, que ellos son empleados y funcionan como una empresa que lleva a sus empleados…)
    Como vemos el mundo del trabajo (¿o del empleo? Supongo que hemos despejado esa incógnita sino: A BUSCAR EL VALOR DE X) es muy complejo y todo puede ser debatido en él (en realidad, nosotros habíamos partido de la premisa que plantea que todo, absolutamente, puede ser debatido o analizado desde diferentes ópticas)
    E, inclusive, nos cuesta determinar quién es el dueño del trabajo de las personas, si ellas o quiénes adquieren ese trabajo.
    Habrá que revisar nuestra definición de trabajo, ver qué definición adquiriremos para empleo, marcar (si las hubiere, que probablemente si las haya porque se llaman diferente) las similitudes y las diferencias que existen entre ambos conceptos para que, cuando nos refiramos a cualquiera de ellos, en el futuro, lo hagamos correctamente.
    Y, una vez que hayamos llegado a ese punto, volver a plantearnos, a la luz de las correcciones hasta las que hemos llegado, el interrogante que marcó el comienzo de nuestro trabajo este año.
    ¿Todas las personas trabajan? (porque, en todo caso, podemos tener la certeza de que no todas están empleadas, ¿verdad…?)

    Contenido patrocinado

    Re: INTRODUCCION

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Oct 23, 2017 1:50 pm