INTOLERANCIA CULTURAL

Foro de debate sobre temas de intolerancia/discriminación trabajados por alumnos de secundaria


    EDITANDO...

    Comparte
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    EDITANDO...

    Mensaje  Víctor el Miér Sep 29, 2010 7:20 pm

    Aquí iremos colgando el resultante de las ediciones para, después, poder concretar el producto.
    Tengamos (hasta eso puede servirnos) lo ocurrido el miércoles 29 en la 270 (Toma del colegio)
    ADELANTE...

    Juli

    Mensajes : 4
    Fecha de inscripción : 16/07/2010

    Re: EDITANDO...

    Mensaje  Juli el Miér Oct 13, 2010 10:54 pm

    BULLYING
    El término Bullying se ha utilizado para designar las relaciones de maltrato y/o de abuso entre iguales que se producen, más habitualmente, en el marco escolar. La palabra “bully” procede del inglés y quiere decir “matón”, por ello se corresponde con todas las relaciones que tienen un carácter abusivo, siempre que haya una víctima y una persona que perpetra dichos abusos.
    Su significado se relaciona con conductas como la intimidación, las amenazas, los malos tratos físicos continuados, las humillaciones en público, el rechazo social, el chantaje, los insultos reiterados, los motes, etc. Situaciones de abuso en las que no hay provocación previa por parte de la víctima y en las que existe intencionalidad por parte de las personas agresoras.
    La definición más aceptada y generalizada en la comunidad científica es la del experto noruego Dan Olweus, primer investigador del bullying,
    “Un alumno es agredido o se convierte en víctima, cuando está expuesto de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos”
    Las conductas de acoso e intimidación utilizados por la persona agresora hacia la víctima se pueden clasificar en los siguientes tipos:
    • Físico: por medio de golpes (empujones, zancadillas, puñetazos), amenazas con objetos o armas. Puede ser inflingido a la víctima, en este caso estaríamos hablando de maltrato físico directo; e indirecto si se rompen, esconden o roban objetos o pertenencias.
    • Verbal: son insultos, amenazas y motes, hacer correr falsos rumores, hablar mal de alguien.
    • Social: se trata de aislar, excluir, ignorar y no dejar participar a alguien.
    Entre los participantes se señalan los siguientes protagonistas en los procesos de bullying: la persona agresora (bully), la víctima, los espectadores de la situación y las personas adultas.
    La violencia reduce la calidad de la vida de estas personas, dificulta el logro de la mayoría de sus objetivos (aprendizaje, calidad del trabajo) y hace que aumenten los problemas y tensiones que la provocaron, activando una escalada de graves consecuencias.

    ¡ES SOLO JUEGO DE NIÑOS!
    La mayoría de nosotros hemos sufrido o conocemos íntimamente a alguien que ha sufrido cuando era pequeño/a acoso en el patio del colegio.
    Tal vez teníamos 5, 9 o 12 años. Ya sabemos, cosa de niños. Nada importante.
    Cuando un niño o una niña sufre sistemáticamente acoso por parte de alguno de sus compañeros/as la experiencia es vivida por el acosado/a con verdadera intensidad.
    El hostigado se siente amenazado en un lugar en el que se supone debiera estar seguro y protegido. No posee control ninguno sobre la amenaza, que puede siempre ocurrir en cualquier momento. Lo único que le queda es huir, esconderse, gritar o pegar para defenderse. Pero incluso si la víctima del acoso se defiende, su derecho a la Libertad, su derecho a Ser y a Estar ha sido vulnerado.
    En el universo interior del niño y de la niña ocurren dos hechos distintos: por un lado el niño/a percibe que su entorno resta importancia a la agresión. Por otro lado siente vergüenza de sí mismo/a. Reconocer su agobio, su angustia, es demostrar debilidad.
    Como resultado tienden a minimizar para los demás y para sí mismo la importancia del suceso, ocultando la verdadera naturaleza de sus emociones.
    Esto establece criterios sobre sí mimos y sobre la vida que conformará la manera en que se comportan, viven y experimentan, no sólo en la infancia, sino también en la edad adulta.
    Si aún no nos parece suficientemente importante, si aún hay alguien a quien le parece un juego de niños, les propongo un sencillo juego.

    Imagínese en la oficina de trabajo. Imagine ahora por un momento que tiene un compañero de trabajo que se mete con usted. Casi con toda seguridad será mas fuerte mas alto y de carácter más violento que usted.
    Está usted tranquílamente trabajando. Su compañero se acerca y le tira la taza del café encima del pantalón. Al día siguiente se acerca y le da una colleja, lo que a él le parece muy divertido. Además, su consternación es motivo de que publica y notoriamente él se ría de usted delante de los demás compañeros/as, que miran por unos instantes antes de volver sin más a sus quehaceres.
    Un rato después se acerca. Esta vez viene acompañado de sus amigotes. Deliberadamente le da una patada a la silla y usted cae estrepitosamente al suelo. Todos se ríen, incluso alguno de los compañeros/as de la mesa de al lado.
    "Total, juegos sin importancia", diría su jefe mientras se pone a otra cosa.
    Existe otra versión. Puede que su jefe le atienda y le recomiende molesto (con usted): "Déje de lloriquear. Aprenda a defenderse. Lo que tiene que hacer es pegarle aún más fuerte. Para que aprenda".
    Evidentemente su Jefe todavía no se ha enterado que los adictos a la violencia siempre serán mejores en este terreno que las personas que viven emocionalmente estables y en paz con su entorno.
    Con esta versión, además del desamparo usted habrá ganado el enfado de su jefe por ser un quejica, y la desconfianza de sus compañeros/as por acudir al trabajo equipado con guantes de boxeo.
    Bien, siga haciéndolo. Siga imaginando cómo se sentiría usted. Al fin y al cabo para usted no es real, es sólo un juego.
    Imagine que sería para usted acudir cada día a su puesto de trabajo. Imagine al cabo de un tiempo que opiniones se formaría sobre usted mismo, sobre su entorno, y sobre la vida misma. Imagínelo y siéntalo como si fuera real.
    ¿Aún sigue pensando que es un juego de niños?

    En nuestra escuela se practican dos actividades (desde hace mucho tiempo) que pueden o no, ser consideradas actos de violencia o bullying, según el punto desde donde se los observe. Estas son:
    1) el Rito de iniciación a los nuevos chicos que ingresan al Coro Mixto. consiste básicamente en darle la “bienvenida” a cada chico que entra al coro, ¿de que manera?, una vez terminado su primer ensayo de coro, se lo espera en el fondo para pegarle entre todos los varones. Es importante destacar que este rito se ha convertido en un chiste para todos, o lo que es peor, ya ni nos ponemos a analizarlo simplemente por que ya lo tenemos “asumido”. Podríamos preguntarnos, a partir de esto, ¿Cuál es realmente el fin de esto? ¿Podemos calificarlo como un chiste tratándose de un claro caso de violencia?..
    A simple vista podemos afirmar que se trata de un acto de violencia, pero si lo analizamos mas profundamente, podemos darnos cuenta que es un poco más complejo. Creo que dentro de este acto están inmersos pensamientos y costumbres de la sociedad, se ponen en juego la ética y la moral de la misma. Es importante destacar que este famoso rito que se realiza por lo menos desde que nosotros ingresamos al secundario (lo que también indica que luego de tantos años nadie ha podido ponerle fin) no se le aplica de la misma manera a las mujeres que ingresan al coro, lo que nos lleva a pensar que tiene mucho que ver con un acto de machismo, quizá ellos se sientan mas “hombres” pegándole a un compañero, no, por ejemplo, dándole un abrazo. Recordemos que vivimos en una sociedad en la que esta mal visto que un hombre llore, o que la mujer tenga mas poder. El prototipo de hombre que se ha generado lleva quizá en más de una oportunidad al hombre a actuar con violencia para verse “más fuerte” o “más hombre”. A la vez podríamos destacar que esto no es aplicado a los mas grandes cuando egresan del coro, lo que podría también indicarnos que se trata de una imposición de autoridad, es decir, tienen mas poder aquellos que llevan mas tiempo en el coro que aquellos que recién ingresan.
    2) Existe otra acción reiterada que es considerada una broma por la mayoría. Consiste en tomar fisicamente a uno de los alumnos (sin distinción de género) para introducirlo en un tacho de basura. Siguiendo el argumento de los chicos entrevistados por las alumnas, se llega a la conclusión de que esta última actividad se practica como una broma sin pensar que el alcance de la misma pueda resultar humillante. lo que moviliza este hecho es la broma en sí misma, no hay una premeditación de las acciones para provocar abuso o deshumanización de la persona. Nos reímos "de" y "con" la persona a quien se le hace la broma. En la siguiente entrevista se puede ver el opinión de una ex alumna acerca del tema:




    TODOS PODEMOS AYUDAR
    ¿Cómo podemos enseñarle a nuestros hijos a enfrentar y superar las burlas? ¿Hasta dónde debemos intervenir? ¿Cuál es el impacto que las burlas pueden llegar a tener en su autoestima, en el rendimiento escolar y en la vida social? Los expertos coinciden que aprender a controlar las respuestas y las reacciones hacen la burla más manejable.

    Cuando los niños tienen problemas de relación con los compañeros de clases, cuando además los roces se prolongan demasiado, la autoestima, la seguridad en sí mismos y la confianza pueden verse afectadas. Sin embargo ésta es, tal a vez, una oportunidad para que, si logra solucionar el conflicto, el niño se fortalezca.
    Es fundamental que le enseñemos a nuestros hijos a defenderse.
    Entre los nueve y diez años los niños suelen ser un poco crueles. Generalmente, los "blancos" de las burlas son aquellos niños que no contestan, que no saben cómo defenderse o reaccionar. Esto provoca satisfacción en el resto. Les divierte ver cómo el otro permanece en silencio o se ofusca.

    • Es importante primero, mostrarle que quien necesita burlarse de otros tiene una gran inseguridad o que aún no aprende a relacionarse con los demás de otro modo. Esto cambia la perspectiva del niño: el "burlón" pasa a ser una víctima y no alguien a quien temer, o frente a quien sentirse disminuido.
    • Los niños, cuando hacen bromas pesadas, buscan provocar una reacción: que el compañero burlado quede perplejo y no responda o que se enoje. Un niño burlón no lo es frente a alguien que reacciona firme o bien que es indiferente frente a la burla. Esta es una de las estrategias fundamentales. Debemos enseñar a nuestro hijo a mostrar una respuesta firme o ser indiferente frente a las burlas. También sirve mucho aprender a reírse de las situaciones, haciéndolas menos graves de lo que aparentan.
    • Podemos, además, ensayar en casa distintos modos de reaccionar. Se trata de una representación de la situación problema para ir construyendo soluciones viables en conjunto y entrenándose para que al niño cada vez le afecten menos las burlas. No es una solución mágica; sin embargo paulatinamente el niño irá aprendiendo a reaccionar más positivamente frente a las bromas.
    • Finalmente, es importante que los padres podamos -sepamos- pedir ayuda al colegio para que allí nos orienten y, principalmente, para poner al tanto a los profesores de lo que está sucediendo. Debemos trabajar junto a ellos para que puedan modular las relaciones hacia un respeto mutuo entre compañeros.


    Última edición por Juli el Jue Nov 11, 2010 1:08 am, editado 1 vez
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    Una buena primera aproximación...

    Mensaje  Víctor el Jue Oct 14, 2010 8:15 pm

    Interesante como base o comienzo para pasar a profundizar un poco la cuestión; por ejemplo, analizar desde la antropología las respuestas que da la exalumna en la entrevista, es decir: ¿Qué significa que "no sea con mala onda", aunque a algunos les pueda parecer "una animalada"?
    ¿Eso hace que se lo desestime como Bullying? ¿Por qué?
    "Hay que aguantársela" (o algo por el estilo) se responde en la otra entrevista que se consiguió sobre este tema.
    Sería, por ejemplo se me ocurre, interesante analizar esas respuestas (o planteos algo naturalizados por los entrevistados) a la luz de algunas cosas que dicen los que están en las entrevistas donde sólo hay audio.
    Si alguien supone (y naturaliza) que yo DEBO aguantar lo que me hacen, ¿De qué me sirven (o a los padres o a los docentes o a...) todas esas recomendaciones de estrategias que ofrece el material?
    Es decir, sentiré que el agresor es una pobre persona, con baja autoestima, mientras intento que mi nariz (por poner un ejemplo) deje de sangrar y, el sujeto de baja autoestima, de reírse de mí.
    Por poner un ejemplo...
    Es decir, hay varias cosas que se pueden tomar de entre las otras entrevistas o los aportes de los chicos, ya sean argentinos o colombianos y sería bueno que no se perdiera tanta cantidad de material...
    Pero, resalto, como comienzo está interesante.
    avatar
    Víctor
    Admin

    Mensajes : 352
    Fecha de inscripción : 27/06/2010
    Edad : 53
    Localización : En el basurero, como corresponde...

    Re: EDITANDO...

    Mensaje  Víctor el Mar Mar 01, 2011 4:45 pm


    Contenido patrocinado

    Re: EDITANDO...

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 4:38 am